Buscan que el Gobierno adquiera viviendas móviles para los desplazados por los sismos

Comparte!

 

 

El representante, Joel Franqui Atiles, junto al presidente de la Cámara, Carlos ‘Johnny’ Méndez y un grupo de representantes de la mayoría parlamentaria, presentaron una resolución conjunta para ordenar al Departamento de la Vivienda a tramitar la compra inmediata de viviendas de remolques o trailers, para ser provistas a aquellos ciudadanos dueños de casas que fueron afectadas por los terremotos y sismos en los municipios del sur de Puerto Rico.

 

La Resolución Conjunta de la Cámara 587 establece que la Junta de Control Fiscal autorizó el desembolso de alrededor de 200 millones de dólares para atender la emergencia, por lo que se cuentan con los fondos necesarios para poder proceder responsablemente con la compra. 

 

Franqui Atiles indicó que el uso de ese dinero debe ir directamente a atander las necesidades apremiantes de los damnificados.

 

“En emergencias similares, otras jurisdicciones han adquirido inmediatamente de estas viviendas tipo “trailers”, que han resuelto de manera provisional, pero inmediata, la crisis de falta de hogar y condiciones seguras para las miles de familias que se encuentran afectadas por esta situación. Entendemos que mantener a todas estas personas bajo carpas por mucho tiempo desencadenará en un problema de salubridad mayor”, destacó Franqui Atiles. 

 

“Estos hogares temporeros, además, proveerá privacidad a estos ciudadanos y familias, manejo adecuado de condiciones de salud, protección contra elementos de salubridad, entre otros beneficios inmediatos que les ayude a poder regresar a sus comunidades y vida cotidiana lo antes posible. Todo mientras se trabaja con el elemento de reparación y construcción de las residencias afectadas, proceso que tomará mucho tiempo ya que algunas residencias tendrán que ser demolidas”, indicó el representante. 

 

Franqui Atiles explicó que la adquisición de estas viviendas móviles puede ser parte del Plan de Terremotos para Puerto Rico. Resaltó que son seguras y funcionales ya que tienen cuartos y baños, por lo que son más convenientes para las personas con condiciones de salud. “También pueden trasladarse a las comunidades donde estas personas tenían sus residencias, o a algún otro lugar seguro, en lo que se reconstruyen sus hogares”.

 

“Con lo que hemos vivido, pasamos de los simulacros a una realidad que nos ha constatado que no estábamos preparados para la respuesta inmediata. Hemos visto que las carpas no son la mejor opción para esas familias que se quedaron sin hogar y para aquellas que sus viviendas no son seguras”, reiteró el legislador. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *