Contrario a lo pensado, nietos pueden heredar más que hijos

Comparte!

 

Contrario a lo pensado por muchos puertorriqueños, en nuestra isla los nietos pueden heredar más que los hijos. «La mayor parte de los boricuas sabe que los hijos heredan obligatoriamente, contrario a otros países en que una persona puede dejar sus posesiones a quien mejor le parezca, aunque ni siquiera sean parientes. Sin embargo, en Puerto Rico tenemos leyes que permiten a un abuelo desfavorecer a un hijo para que herede menos que un nieto querido», informó el licenciado Luis López Schroeder, abogado con oficinas en San Juan.

La gestión debe llevarse a cabo por medio de un testamento preparado por un abogado. “La herencia puede dividirse en tres partes iguales cuando el testador es un abuelo con hijos y nietos. Estas son: la libre disposición, la mejora de hijos o nietos, y la garantía legal estrictamente de los hijos”, continuó López Schroeder. “Según nuestro Código Civil, dichas tres partes representan todas las propiedades y dinero del abuelo fallecido y no pueden dividirse ni determinarse hasta que sean repartidas por acuerdo entre todos los herederos o por el tribunal”, informó el licenciado.

No obstante, mediante testamento un nieto puede recibir de su difunto abuelo tanto la parte de libre disposición como la parte de la mejora, lo cual equivale a un 66% de la herencia. “Un nieto heredaría más que su propio padre, quien solo recibiría el 33% que pertenece estrictamente a los hijos como herederos forzosos”, orientó López Schroeder.

Un abuelo con hijo y nieto puede tener muchas razones para que un nieto querido herede más que su hijo. “Si antes de morir el abuelo su hijo cae en coma por accidente o enfermedad, su nieto mayor de edad podría convertirse en la solución de la herencia”, aconsejó López Schroeder. “No hace falta ser abogado para entender que es más complicado y costoso para un hijo heredar en coma prolongada e incierta, que para un nieto lúcido y mayor de edad heredar más que su padre gracias a un testamento”, explicó López Schroeder.

“De un testamento podría depender la estabilidad económica de toda una familia, y hasta podría contribuir a la salvación de dicho hijo comatoso”, advirtió el abogado.

Por supuesto, también un abuelo podría tener el deseo de favorecer a un nieto por muchas otras causas. “Otra razón es la puramente afectiva. Quizás el hijo no ha sido muy cariñoso ni atento con su padre y hasta lo ha tratado mal, mientras que el nieto siempre ha sido el sostén emocional de su abuelo. En ese caso, un abuelo puede desear aumentar la herencia del nieto como una recompensa o para mostrar su agradecimiento”, concluyó el abogado.

Para orientación o más información comunicarse con las oficinas del Lcdo. Luis López Schroeder en el 787-385-1891.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *